Los políticos y sus problemas con los idiomas
Los políticos y sus problemas con los idiomas
22 de abril de 2015
páginas web para aprender inglés
Las 10 mejores webs para aprender inglés
31 de mayo de 2015
Mostrar todo

Formación en empresas

Formación en empresas

Nativos

Clases de inglés para empresas: una buena inversión.

¿Puede alguna empresa en la actualidad permitirse funcionar sin proporcionar formación continua a sus empleados? Pensar que sí es tan cuestionable como arriesgado. En estos tiempos de profundos y rápidos cambios es imprescindible contar con profesionales cuyos conocimientos y habilidades estén en constante actualización. Solo así, una empresa moderna podrá afrontar nuevos retos y abrir nuevas posibilidades de negocio. Por supuesto, para tener éxito en el mercado global, la formación en idiomas debería estar entre las prioridades y una excelente forma de introducirla es a través de clases de inglés para empresas. Estas sesiones se pueden programar a medida de cada necesidad y centrándose en los ámbitos concretos de cada compañía.

Los beneficios de invertir en idiomas tiene efectos muy positivos en todas las áreas de gestión de la empresa. También ayuda a entender mejor otras culturas empresariales, permite tener una visión más amplia de mercado y puede ser la llave para acceder a nuevas oportunidades de negocio. Muchas organizaciones han comprendido que ofrecer clases de inglés a sus trabajadores no es solamente productivo sino que ya es una necesidad para poder trabajar en la economía global.

A nivel personal, los trabajadores que reciben formación tienden a sentirse más valorados, desarrollan nuevas habilidades de comunicación, aumentan su motivación para cumplir los objetivos corporativos y se encuentran más felices en sus puestos de trabajo. Además, aprender un idioma estimula la creatividad, ejercita la memoria y aumenta significativamente la autoestima y la confianza. Todo ello es valorado muy positivamente por los trabajadores y los directivos seguramente serán capaces de retenerlos en la organización, evitando así la fuga de talento hacia empresas de la competencia.

Ahora bien, las clases de inglés para empresas no deben considerarse como un gasto puntual sino que darán sus frutos en el medio y largo plazo. No es razonable ofrecer varias clases de inglés en la empresa de forma aislada y luego olvidarse de todo. Es importante que un profesional diseñe un proyecto de formación sólido y sostenible en el tiempo, en el que los trabajadores puedan confiar y comprobar su evolución. Además, tu empresa puede beneficiarse de los cursos de formación bonificada, por lo que el coste de las clases de inglés puede ser realmente bajo o incluso nulo.

Resultan evidentes los múltiples aspectos positivos que supone proporcionar formación a los trabajadores, especialmente en idiomas. Cualquier organización moderna que promueva este tipo de estrategia está mostrando claramente lo mucho que valora a sus trabajadores y como ha sabido adaptarse y entender los retos que plantea un mercado cada vez más global y competitivo.

Si crees que este post sobre clases de inglés para empresas es interesante, ¡no olvides compartirlo!