El coste de una mala traducción de tu tienda online

traducción audiovisual 2
Las mil caras de la traducción audiovisual (2/2)
22 de febrero de 2016
Errores comunes en inglés
Errores comunes en inglés
14 de marzo de 2016
Mostrar todo

El coste de una mala traducción de tu tienda online

traducir tiendas online

Si tienes una tienda online, empezar a vender en otros países es un paso lógico para ampliar tu mercado. Sin embargo, debes cuidar las traducciones de los contenidos de tu tienda, o puedes perder hasta la mitad de las ventas. Veamos algunos consejos.

 

traducción de tiendas online
 Imagen cortesía de stockimages/Freedigitalphotos.net

 

Una de las mayores ventajas del comercio electrónico es que no tiene fronteras: a través de Internet, puedes comprar en tiendas online de otros países y también ofrecer tus productos a clientes de otros mercados. De hecho, el 52,5 % de los españoles compra en tiendas online del extranjero y una de cada diez ventas de los e-commerce españoles se realiza a otros países, según el Informe de Comercio Electrónico de 2015 de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

 

¿Cómo aprovechar esta enorme oportunidad que te ofrece el e-commerce? El primer paso es traducir los contenidos de tu tienda online, especialmente la información de los productos. Existen buenas razones para hacerlo, sigue leyendo para conocerlas.

 

Cinco razones para traducir una tienda online

1. El 75 % de los clientes del comercio electrónico compra solo en tiendas online que estén en su idioma, según Common Sense Advisory.

2. Únicamente 6 de cada 10 tiendas online están preparadas para vender en otro idioma, de acuerdo con los datos de la Comisión Europea.

3. El 51 % de los usuarios online compra en países extranjeros porque encuentra mejores ofertas, según el Consumer Barometer de Google.

4. El 42 % de los consumidores afirma que la traducción es un obstáculo al comprar online desde países extranjeros, señala el mismo estudio.

5. Una mala traducción transmite una pésima imagen de tu empresa y también puede provocar abandonos de carritos de compra, devoluciones y reclamaciones.

 

Malas prácticas al traducir tiendas online

 

Responde sinceramente: ¿comprarías una sillita para tu hijo con esta descripción?

La silla de paseo Trotar cuenta con neumáticos de bicicleta grandes y una rueda giratoria frontal que puede ser desbloqueado para maniobras a baja velocidad o bloqueado en su lugar para hacer footing. También puede aceptar ninguna de las tendencias bebé flex-loc o inercia asientos de seguridad infantil para viaje.

Como ya hemos dicho, la traducción literal puede ser divertida… pero no funciona.

En Nativos.org hemos participado en proyectos de traducción de los textos de tiendas online de varios sectores. Y hemos visto todos los «horrores» imaginables:

 

  • Tiendas que usan un traductor automático y ni siquiera revisan el resultado.
  • Páginas que cortan y pegan descripciones de productos de los fabricantes o incluso de otras tiendas, sin que les importe que sea contenido duplicado.
  • Webs traducidas por presuntos «traductores low-cost» que no tienen ni idea. ¡Y luego estas tiendas online se quejan de que no venden!

 

Consejos para la traducción de tiendas online

 

A lo largo del tiempo, hemos aprendido algunos «trucos» que te serán útiles:

 

  1. Antes de empezar a traducir, revisa los textos en el idioma original. ¿Son correctos, están actualizados, venden bien lo que ofreces? Si los textos de origen son de mala calidad, las traducciones reflejarán los mismos problemas.
  2. Haz pruebas con varios traductores o agencias, revisa los resultados y si puedes enséñaselos a personas nativas del país al que te diriges. Quédate con el proveedor que te ofrezca el mejor servicio, no con el que sea más barato.
  3. No olvides que, además de traducir el contenido de las secciones, también debes traducir las etiquetas, palabras clave y URL de las páginas. De esta forma se posicionarán mejor en los buscadores del país al que quieres vender.
  4. Presta atención a los detalles: nombres de las secciones, botones, textos en las imágenes, etc. Dejar sin traducir alguno de estos elementos puede arruinar la experiencia del cliente. ¡La mejor tienda online internacional es aquella en que el cliente no nota que está comprando en un e-commerce de otro país!
  5. Es buena idea que proporciones un teléfono y una dirección de contacto locales, aunque solo sea una oficina en un centro de negocios. La cercanía transmite confianza al cliente, así como saber dónde podrá reclamar. También debes explicar muy claramente cuáles son los costes de envío a cada país.
  6. A menudo no basta con traducir: hay que adaptar los mensajes, las palabras clave, etc. a la cultura y costumbres de cada país. ¿Cómo buscan tu producto o servicio los clientes de Reino Unido o Alemania? Aquí es donde se nota el valor añadido que aporta un traductor nativo con experiencia en e-commerce.
  7. ¿No tienes presupuesto para traducir de una sola vez todos los textos de tu tienda online? Empieza por los apartados corporativos (Quiénes Somos, Contacto, carrito de compra, etc.) y los productos que generan más ventas.
  8. A menudo, el coste de las traducciones se dispara por una mala gestión. ¿Por qué pagas 100 veces para traducir la palabra «dimensiones» en las fichas de tus 100 productos? Revisa qué mandas a traducir para evitar repeticiones.
  9. Manejar los textos de una tienda online en varios idiomas puede convertirse en una pesadilla. Afortunadamente, las principales plataformas de comercio electrónico ofrecen módulos específicos para gestionar las traducciones.
  10. Asegúrate de hacer un control de calidad continuado de las traducciones de tu tienda online: fíjate en los comentarios y reclamaciones de los clientes para mejorar o ampliar los contenidos y corregir la información que sea incorrecta.

 
Finalmente, si piensas que traducir una tienda online es caro, haz cuentas: ¿sabías que una buena traducción puede multiplicar por seis las conversiones de tu tienda?

 

¿Te gustaría saber cuánto costaría traducir tu tienda online? ¡Consúltanos!