¿En qué se diferencia el inglés de negocios del inglés normal?

¿En qué se diferencia el inglés de negocios del inglés normal?

Business English

Si necesitas usar el inglés en tu trabajo, no te basta con aprender el inglés “normal” que se estudia en la escuela. Para que el dominio de este idioma te sea útil profesionalmente, necesitas aprender el denominado “inglés de negocios” o “Business English”, que es un poco distinto. ¿Te contamos las diferencias?

 

Aunque hayas dedicado tiempo a aprender inglés en la escuela, en una academia o con un profesor particular y pienses que lo tienes dominado, es posible que cuando llegue el momento de usarlo en tu trabajo te encuentres con una desagradable sorpresa: no sabes expresarte correctamente en situaciones habituales de tu profesión y, lo que es aún peor, no entiendes a tus jefes y compañeros. ¿Por qué ocurre esto?

 

La razón es muy sencilla: una cosa es el inglés general que se aprende en la escuela, que te permite viajar, entender una canción o mantener conversaciones informales con otros hablantes de este idioma; y otra cosa es el inglés de negocios o Business English, que es la variante de este idioma que se usa en el mundo de los negocios.

 

Entonces, ¿el inglés de negocios es otro “idioma” distinto? No exactamente. Tal y como lo define el British Council, el Business English es “el nivel de especialización en este idioma que permite a los profesionales adquirir las habilidades lingüísticas necesarias para comunicarse e interactuar con confianza en situaciones habituales del mundo de los negocios”. Estas situaciones incluyen, por ejemplo: llamadas de teléfono, reuniones, teleconferencias, presentaciones, viajes de negocios, eventos y conferencias, correos electrónicos, negociaciones, entrevistas de trabajo, etc.

 

Debes tener en cuenta que el inglés funciona como la lengua franca de los negocios, es decir, el instrumento que permite comunicarse a personas de diferentes países e idiomas. En este sentido, el Business English se puede considerar como una variante del inglés internacional, también conocido como “globish”. El globish es un estándar del idioma inglés que ha ido surgiendo con el paso del tiempo, sin que lo defina una academia de la lengua (algo que no existe en el inglés) con el propósito de facilitar la comunicación en inglés entre personas para las cuales no es su lengua materna.

 

Pues bien, el Business English es como un “globish” para el mundo de los negocios.

 

Diferencias entre el Business English y el inglés normal

Para aprender Business English, primero necesitas tener un dominio adecuado del inglés normal. Es decir, aunque sepas mucho inglés, eso no significa que te desenvuelvas con soltura en el inglés de negocios; pero tampoco podrás aprender Business English si no dominas el inglés normal. La razón es que las bases de gramática, vocabulario, etc. son las mismas pero, debido a su enfoque específico, el inglés de negocios presenta diferencias importantes respecto al inglés convencional:

-Es más simple y directo, con el objetivo de facilitar una comunicación eficaz.

-Las conversaciones suelen ser más formales, para evitar malentendidos culturales.

-Requiere aprender vocabulario especializado de finanzas, comercio, marketing, etc.

-Se habla igual en todo el mundo (no hay tantas variantes como en el inglés normal).

-Además de vocabulario, también incluye algunas convenciones de etiqueta.

 

En un curso de Business English aprenderás a manejarte en situaciones como las reuniones en inglés que muestra este vídeo.

 

De hecho, incluso existen certificados de inglés de negocios específicos, como los títulos de Business English que expiden las entidades Cambridge English y British Council. ¡Y van muy buscados! La explicación es que el inglés de negocios es actualmente una competencia muy valorada por las empresas, que incluso lo incluyen como un requisito en sus ofertas de trabajo. En este sentido, dominar el Business English ofrece algunas ventajas muy interesantes para tu carrera laboral:

 

-Te permitirá desenvolverte en el mundo internacional de los negocios.

-Sabrás cómo comunicarte en las distintas situaciones que surgen en el trabajo.

-Te dará más confianza, por ejemplo a la hora de hacer una presentación en inglés.

-Podrás informarte en la prensa de negocios internacional (que está en inglés).

 

Cómo aprender Business English para tu trabajo

Como decíamos al principio, el inglés de negocios no se aprende en la escuela o viendo películas en versión original (a menos que vayan del mundo de la empresa).

 

Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para aprender Business English:

 

-Lee libros en inglés dirigidos a los ejecutivos y profesionales, como los famosos superventas Who Moved My Cheese? y The Seven Habits of Highly Effective People.

-Sigue habitualmente medios internacionales especializados en negocios, como el diario The New York Times, la revista The Economist o el canal Bloomberg.

-Asiste siempre que puedas a eventos profesionales que se celebren exclusivamente en inglés (como por ejemplo el Mobile World Congress de Barcelona).

-No rehúyas ninguna oportunidad de practicar el inglés en tu trabajo, aunque al principio te sientas incómodo (eso te estimulará a seguir aprendiendo).

 

Aunque si realmente quieres aprender inglés de negocios porque lo necesitas para tu trabajo, lo mejor es apuntarte a clases de inglés para empresas. Su planteamiento es similar al de un curso de inglés común, pero enfocado a los negocios: aprenderás vocabulario profesional específico, practicarás situaciones habituales en el trabajo, harás ejercicios con materiales didácticos especialmente adaptados, escucharás fragmentos de conversaciones como las que pueden tener lugar en la oficina, etc. De esta forma, en poco tiempo podrás mejorar tu nivel de inglés general, a la vez que aprendes el Business English tan necesario hoy en día en numerosas profesiones.

 

¿Quieres recibir clases de Business English en tu empresa? Con las subvenciones para la formación bonificada, puede salirte gratis. ¡Pregúntanos!