¿Clases de inglés particulares o en grupo?

¿Clases de inglés particulares o en grupo?

No hay duda de que las clases de inglés son la mejor manera de mejorar tus conocimientos de este idioma. Sin embargo, a menudo surge la pregunta: ¿es mejor hacer clases de inglés particulares o en grupo? Cada opción tiene sus ventajas y desventajas. Te las resumimos a continuación y luego… ¡tú decides!

 

Está claro que leer libros en inglés, ver películas en versión original o practicar con las mejores webs y apps para aprender inglés son buenas formas de mantener y ampliar tus conocimientos de este idioma. Pero si de verdad quieres aprender inglés para mejorar tu currículum, usarlo en el trabajo o sacarte un título de inglés, las clases resultan fundamentales. Solo con la ayuda, orientación y seguimiento de un profesor de inglés nativo cualificado podrás mejorar realmente tu nivel de inglés.

 

Lectura recomendada: Las 10 diferencias de nuestras clases de inglés para empresas

 

En ese sentido, si estás pensando en apuntarte a clases de inglés, es posible que te surja la siguiente pregunta: ¿Es mejor recibir clases particulares de inglés o clases en grupo? Las dos opciones tienes beneficios e inconvenientes; vamos a analizarlos.

 

Clases de inglés en grupo: más divertidas, menos provechosas

Clases de inglés particulares o en grupo

 

Desde luego, las clases de inglés en grupo resultan más amenas y variadas. Contar con varios compañeros permite realizar trabajo por parejas, dinámicas de role-play, etc. Tus compañeros también pueden hacer preguntas que no se te habían ocurrido y, por consiguiente, enriquecerán tu aprendizaje con distintas perspectivas. Además, si sientes miedo o vergüenza al hablar inglés en público porque crees que lo haces mal, tener el apoyo de compañeros con un nivel similar logra que sea más llevadero.

 

Por otro lado, desde el punto de vista económico, las clases de inglés en grupo son más asequibles que las clases particulares, lo cual también es algo a tener en cuenta (aunque si estás pensando en clases de inglés para empresas, debes saber que con la formación bonificada pueden salirte gratis, aunque la mayoría de gente no lo sabe).

 

Lectura recomendada: Las 10 diferencias de nuestras clases de inglés para empresas

 

Respecto a los inconvenientes, en las clases de inglés para grupos es imposible recibir una atención totalmente personalizada. El profesor de inglés hará todo lo posible por realizar un seguimiento de cada alumno, pero debe dividir su atención entre todos los estudiantes y no siempre puede dedicar el tiempo deseado a cada uno. Lo mismo ocurre con los ejercicios: las posibilidades de hablar en inglés durante las clases en grupo serán más reducidas porque hay que hacerlo por turnos.

 

Si los miembros del grupo parten de niveles de inglés diferentes, o unos progresan más rápido que otros, la clase acabará descompensada y pasará una de las siguientes cosas: o los alumnos más avanzados se aburrirán, o los más rezagados no podrán seguir el ritmo. Esto podría jugar en tu contra, ya que si hay compañeros con más conocimientos pueden reírse o irritarse si cometes errores frecuentes en inglés, lo cual hará que tiendas a participar menos en las actividades. Otro aspecto a tener en cuenta es el compromiso: si las clases son en grupo y un día (o dos) simplemente te da pereza asistir, es más tentador ausentarte que en el caso de una clase particular.

 

Clases de inglés particulares: mayor dedicación y resultados

 

Clases de inglés particulares o en grupo

 

En el caso de las clases de inglés individuales, dispones de un profesor particular totalmente centrado en el progreso de tu aprendizaje. Durante la sesión, podrá dedicar todo el tiempo que haga falta a resolver tus dudas o reforzar los aspectos que te presenten más dificultades. El ritmo de aprendizaje es por ello más rápido, con la ventaja adicional de que puedes personalizar las clases totalmente, por ejemplo para practicar situaciones o vocabulario que necesitas para tu trabajo, un viaje, etc.

 

También es importante la flexibilidad: puedes fijar el horario de tus clases de acuerdo con tus necesidades. Y si un día no te va bien, puedes acordar con el profesor posponer la clase a otra fecha, o incluso hacer la clase de inglés en una cafetería, un restaurante, etc. o por Skype si te apetece o encaja mejor en tu agenda.

 

Lectura recomendada: ¿Cuánto tiempo necesito para aprender inglés?

 

¿Las desventajas? Aparte del coste económico, que es superior en el caso de un profesor particular de inglés, el nivel de exigencia es mayor porque tienes que dar el 100 % en cada clase. ¡Seguramente acabes más agotado tras cada sesión que en una clase en grupo! También es imprescindible ser puntual, ya que si llegas tarde o te saltas alguna clase sin avisar, estarás haciendo perder tiempo y dinero a tu profesor.

 

Entonces… ¿clases en grupo o particulares?

Como has visto, cada opción tiene sus ventajas y desventajas. En general, por nuestra experiencia como expertos en formación de inglés para empresas, si tienes urgencia por mejorar tu nivel o te has fijado un objetivo concreto, como presentarte a un examen de inglés o realizar una presentación, una entrevista de trabajo, etc. las clases particulares de inglés son la mejor opción para conseguir progresos rápidos.

 

En cambio, si lo que quieres es adquirir el hábito de mejorar tu nivel de idioma y deseas hacerlo en un ambiente relajado, conocer a personas en tu misma situación, intercambiar experiencias, etc. las clases de inglés en grupo son la elección adecuada. Elijas la opción que elijas, ¡lo importante es no dejarlo para más tarde!

 

En Nativos ofrecemos clases de inglés particulares y para grupos en empresas. ¡Consúltanos!