¿Por qué lo llamamos “Black Friday” y no “Viernes Negro”?

¿Por qué lo llamamos “Black Friday” y no “Viernes Negro”?

El 23 de noviembre se celebra el #BlackFriday, una de esas tradiciones importadas de Estados Unidos que están arraigando en España. Es un día en el que las tiendas hacen descuentos para iniciar la campaña navideña. ¿Pero sabes cuál es el origen de esta fiesta comercial y por qué la llamamos “Black Friday” en lugar de “Viernes Negro”? Te cuento algunas curiosidades que explican este fenómeno.

 

Después de Halloween, llega el Black Friday

Como traductor nativo que vive en Barcelona desde hace bastantes años, me llama la atención la tendencia que existe en España a importar celebraciones procedentes de otros paises. Hace pocas semanas vimos como miles de niños se disfrazaban de personajes de terror para ir de puerta en puerta pidiendo caramelos con la famosa expresión “truco o trato”, una mala traducción del “trick-or-treat” inglés.

 

Ahora le ha llegado el turno al Black Friday. Según he leído, la mitad de las tiendas españolas celebran esta jornada con ofertas y descuentos especiales que se prolongan durante el fin de semana. Y el lunes siguiente es el Cyber Monday, día en el que los descuentos se trasladan a las tiendas online. Hace unos años casi nadie sabía que era el Black Friday… ¡y pronto será una tradición más! Para los comercios es una manera estupenda de inaugurar la campaña navideña y para los clientes… Bueno, ¿a quién no le gusta que le hagan descuentos cuando vamos de compras?

 

Black Friday, el día de los grandes atascos

El Black Friday tiene su origen en Estados Unidos. Se celebra el día siguiente a Acción de Gracias, que es la fiesta más importante en este país junto al Día de la Independencia (más incluso que la Navidad). Acción de Gracias es uno de los pocos días en los que casi nadie trabaja en el país norteamericano. Y claro, después de una jornada de celebraciones en familia y con las tiendas cerradas, al día siguiente mucha gente aprovecha para ir a comprar los primeros regalos de Navidad, que está a la vuelta de la esquina. Y como Estados Unidos es el segundo país más motorizado del mundo (solo superado por Puerto Rico), el centro de las grandes ciudades se abarrota de coches y se producen unos atascos monumentales.

 

Estos atascos dieron nombre al Black Friday, porque así llamaba el Departamento de policía de Filadelfia a este día de tráfico insoportable, según cuenta el Huffington Post (si te cuesta leer la noticia, ¿qué tal unas clases particulares de inglés? 🙂 Otra “leyenda” más prosaica dice que se llama “Black Friday” porque ese día el balance de los comercios pasa de estar en “rojo” (pérdidas) a quedar en “negro” (ganancias).

 

Otra curiosidad: en los años 60 algunos comerciantes norteamericanos propusieron cambiar el nombre de “Black Friday” a “Big Friday”, porque “negro” tiene ciertas connotaciones negativas. Por ejemplo el “jueves negro” que dio inicio a la crisis financiera de 1929 o el atentado que el grupo terrorista “Septiembre Negro” cometió en los Juegos Olímpicos de 1972 en Múnich. Pero la propuesta no tuvo éxito…

 

¿Y por qué no lo llamamos Viernes Negro?

la traducción de Black Friday
*Imagen cortesía de Iamnee/Freedigitalphotos.net

 

Según la Fundéu, la traducción al español correcta de “Black Friday” es “viernes negro”, en minúscula y entre comillas; mientras que el “Cyber Monday” debemos llamarlo “ciberlunes”. Sin embargo, el Black Friday es uno de esos casos en los que la expresión en inglés parece que se está imponiendo a su traducción correspondiente en español. No tienes más que fijarte en los anuncios de las tiendas de tu ciudad: ¿dicen “Black Friday” o “viernes negro”? En muchos casos, los comercios prefieren usar la expresión en inglés porque no tiene connotaciones negativas, es evocadora, resulta más llamativa o simplemente suena más “guay”.

 

Como traductor me parece una pena, porque el español ya está infestado de voces inglesas que tienen traducción al castellano. Una pregunta para terminar: toda la gente que dice “smartphone” en lugar de “teléfono inteligente”, “password” en lugar de “contraseña” o “know-how” en lugar de “conocimiento”… ¿sabe escribirlo bien?

 

Si crees que este post sobre Black Friday es interesante, ¡no olvides compartirlo!